Critican video de actores desnudos jugando en cámara de gas

Imagen del interior del MOCAK en una foto de archivo que no corresponde a la exposición actual de la que habla la noticia. FLICKR.

Imagen del interior del MOCAK en una foto de archivo que no corresponde a la exposición actual de la que habla la noticia. FLICKR.

Una vez más la frontera entre arte y provocación no parece clara. En esta ocasión el escándalo ha saltado en el museo de Arte Contemporáneo de Cracovia –MOCAK, según sus siglas en polaco- en su exposición titulada ‘Polonia-Israel-Alemania: la experiencia de Auschwitz’.

Un vídeo en el que se aparecen actores que juegan desnudos en el interior de una cámara de gas es el responsable de una polémica que ha levantado ampollas en las asociaciones y comunidades judías de todo el mundo. Así, el Congreso Judío Mundial ha lamentado la “banalización de un drama padecido por miles de personas en Auschwitz-Birkenau”.

El vídeo, titulado ‘Juego de Etiqueta‘, forma parte de una exposición que pretende ofrecer la visión de artistas contemporáneos polacos, israelíes y alemanes de los campos de exterminio nazis.

La grabación, obra del polaco Artur Zmijewski, realizada en 1999, se divide en dos escenas: en la primera, varias personas juegan desnudas en un apartamento, en la segunda los mismos protagonistas lo hacen en el interior de una antigua cámara de gas del campo de exterminio de Auschwitz.

El objetivo de la obra -según su creador- es “invitar al espectador a reflexionar sobre los contrastes en el comportamiento que muestran los dos juegos en diferentes escenarios”, explica a los medios locales que se hacen eco de la controversia.

Por su parte, el presidente del Consejo Judío Mundial, Ronald Lauder, lamenta la situación: “Estamos muy decepcionados de que un museo de este nivel proyecte una película que causa un pesar extraordinario a los sobrevivientes de Auschwitz y a muchos otros para los que el Holocausto no es un simple pasaje de la historia, sino una advertencia sobre los peligros del antisemitismo, el odio racial y la xenofobia”, recoge la agencia de noticias EFE.

El MOCAK esconde el video

Ante esta situación, el museo ha decidido proyectar el video dentro de una cabina a la que se precede un cartel que advierte sobre su contenido sensible a los visitantes. Aunque el director del MOCAK considera que “ver esta película como un insulto a las víctimas de los campos de concentración es una malinterpretación”.

Sin embargo, no es la primera ver que la obra de Zmijewski ha sido criticada, ya que previamente también había sido eliminado en otras muestras y museos internacionales.

Nos interesa tu opinión: ¿Has visto el video? ¿Qué te parece? ¿Crees que es una provocación? ¿Crees que la comunidad judía es especialmente sensible con estos temas o tienen razones para sentirse heridos?

(Redacción PV, Varsovia, 09/07/2015)

loading…

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*