Historia del cine polaco en los Oscar

Exterior del Teatro Kodak donde se entregan los premios Oscar. Wikipedia.

Exterior del Teatro Kodak donde se entregan los premios Oscar. Wikipedia.

Pese a que el Oscar a la mejor película extranjera otorgado al largometraje ‘Ida’ de Pawel Pawlikowski ha sido el primero conseguido por un film polaco en la historia de los premios de la Academia de Hollywood, este premio solo supone un capítulo más en este guión de amor entre Polonia y los Oscars.

Es difícil encontrar un país de habla no inglesa que haya obtenido tantas nominaciones y premios en estos prestigiosos galardones. Bien es cierto que Polonia posee una reconocida tradición cinematográfica con nombres de la talla de Polanski, Wajda, Kaminski o Kieslowski, entre otros, por lo que no debería sorprender. También es cierto que en Hollywood el peso de los productores judío-polacos siempre fue, ha sido y es importante. Tal vez por eso se comenta en algunos foros en Polonia que ‘Ida’ ha ganado por su temática y se señala a que cualquier cinta que haga referencia a la tragedia de los judíos en Polonia es bien recibida en Hollywood. Sea como fuese, hay mucho más que contar que lo que sucedió el pasado fin de semana. Catorce estatuillas con apellido polaco y varios en nominaciones técnicas.

Destaca el número de Oscars conseguidos por Janusz Kaminiski -seis nominaciones-, director de cine y director de fotografía de cabecera de Steven Spielberg, con dos estatuillas en reconocimiento a su fotografía por ‘La Lista de Schindler’ y ‘Salvar al soldado Ryan’. Así, su nombre aventaja a dos grandes como Roman Polanski -un Oscar a la dirección por ‘El Pianista’- y a Andrzej Wajda -uno de honor a su carrera-. Y es precisamente en la dirección de fotografía donde Polonia ha conseguido más nominaciones con diez desde 1993, incluida la de este año.

‘Ida’ ha supuesto el primer Oscar en la categoría de película extranjera, tras los casi de Polanski y Wajda. Queda en el recuerdo también la nominación a mejor dirección de Krzysztok Kieslowski por ‘Tres colores: rojo’, que junto a Piesiewicz optaron también con la misma película a la estatuilla de mejor guión original, aunque no ganaron. Tampoco lo consiguieron en mejor guión adaptado Polanski ni Agnieszka Holland, por separado.

Además del emocionante homenaje recibido por Wajda el año 2000, otro gran nombre del cine polaco, Leopold Stokowski, recibió un Oscar honorífico un año antes por su trabajo en ‘Fantasía’.

Otros de los que quedan para la historia, son el director de arte Snton Grot, cinco veces candidato en los años 30 y 40 aunque nunca ganó. Los también responsables de arte Ewa Braun y Allan Starski con ‘La lista de Schindler’ o la actriz Ida Kaminska, candidata a mejor actriz por ‘La tienda de la calle Mayor’ en 1967.

Una historia que no parece tener fin, pues se aproximan otros talentos polacos del celuloide como Aneta Kopacz.

Nos interesa tu opinión: ¿Cuál es tu película polaca favorita? ¿Y director, actor, actriz…?

(Redacción PV, 24/02/2015, Varsovia)

loading…

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*