Polacos(as) y españolas(es)

Lo que los hombres y las mujeres esperamos unos de otros depende, mucho más de lo que nos gustaría, de la cultura en la que nos han educado. La cultura, por mucho que cambien los tiempos, está plagada de ideas y conceptos arcaicos que si uno es conservador apreciará más que alguien de izquierdas que, muchas veces, disfrazará una idea antigua con conceptos modernos.

Por ejemplo, el conservador dirá que el matrimonio es una institución sagrada mientras que el de izquierdas, que es importante para el buen desarrollo afectivo de un niño. Es decir que, por muy modernos y razonables que seamos, las ideas que recibimos de nuestros padres y abuelos están ahí, influyéndonos, tanto si son buenas como si no, tanto si las queremos como si las detestamos.

Dicho esto explicaré que lo que más influye en la relación de pareja latino – polaca es la relación de poder en la pareja.

Voy a pasar de comentar las parejas homosexuales porque se salen de las convenciones y, francamente, no creo que tengan muchos arcaísmos culturales que les influyan en sus relaciones.

El papel de las mujeres polacas ha estado condicionado por los más de cien años de ocupación por rusos y germanos, y por los levantamientos que se producían a intervalos de más o menos uno por generación en los que muchas madres perdían marido e hijos varones.

El papel del hombre en la familia tradicional lo conocemos todos, hacer hijos y pasar el mínimo tiempo posible en casa, traer el pan y controlar de vez en cuando que reciben la educación adecuada. La tradición, como ya he explicado, es cosa del pasado, pero su peso en la forma de pensar está ahí. Lo que marca el pasado, en el caso de Polonia, es bastante más drástico. En muchos casos el papel de la madre polaca era el de tener hijos, quedarse viuda y sacar adelante ella sola a toda una familia.

Aunque ya hace tiempo que ni polacosPolacos(as) y españolas(es) ni españoles mueren en insurrecciones o guerras y la mayoría de hombres españoles comparten las tareas del hogar y la responsabilidad en la educación de sus hijos, las mujeres españolas y las polacas tienen un bagaje cultural bien diferente. Por otro lado los hombres españoles o latinos hemos recibido una influencia masculina mucho más constante en nuestra historia que los polacos y eso también nos afecta en nuestra forma de tratar a las mujeres.

 

El polaco es mucho más dado a llegar a un acuerdo cuando discute con una mujer que el español, es también más gentil y en su comportamiento hacia ellas hay muchos detalles que para los españoles son ancestrales, como ceder el paso al abrir una puerta, sacar la silla para que se siente cuando se la invita a cenar y besar la mano de una señora, cuando tiene ya cierta edad, como señal de respeto.

 

En Polonia, en la intimidad del hogar, quien manda, sin casi excepciones ni medias tintas, es la mujer. Son ellas las que toman las decisiones importantes y no se toman ninguna molestia en disimularlo.

La española, aunque sea la que “corta el bacalao”, siempre hará todo lo posible para que el hombre se crea que es el que manda, o por lo menos para aparentar en público que su opinión cuenta.

La relación polaco – española o español – polaca es en principio y en lo que a detentar el poder se refiere, una relación entre iguales aunque esos dos tipos de parejas no son para nada iguales.

Mi impresión al conocer parejas española-polaco es que son bastante estables, por lo menos tanto como cabría esperar de cualquier pareja de la misma nacionalidad. A las españolas les encanta la caballerosidad polaca y me imagino que el no tener que justificarse si toman las riendas de la relación una vez una otra el otro, o incluso todo el tiempo si es así su carácter.

En cuanto a la pareja español-polaca, es lo que más se ve en Polonia. La mujer polaca necesita mucho más que el hombre estar en contacto con su familia así que los polacos que emigran se quedan en su país de adopción con más facilidad.

A los latinos nos gusta la dulzura de la polaca y nos halaga que admire nuestro temperamento y nuestro carácter, más dominante que el del polaco, aunque, esa fascinación mutua suele ser típica sólo del principio de las relaciones.

Hace tiempo, antes de casarme me advirtieron en dos ocasiones que me pensara muy bien en lo que me estaba metiendo.

Tenía un estudiante francés, un hombre de negocios afincado en Varsovia con mujer de aquí, que, cuando le dije que iba a casarme con una polaca, se echó las manos a la cabeza y me dijo casi gritando que no sabía en lo que me estaba metiendo.

Una mujer polaca, trabajadora de la embajada de México, divorciada de un mexicano me advirtió, también antes de casarme, que, por nada del mundo discutiera con mi mujer, porque si lo hacía nuestro matrimonio no tendría futuro. Al preguntarle, cómo podía resolver nuestras diferencias sin discutir, me dijo simplemente que hiciera lo que hiciera, no discutiera con ella.

En fin. En mi casa, donde yo crecí, cuando había un problema o lo solucionábamos hablando o discutiendo y, a veces, nos tocaba hacer lo que se nos pedía por las malas. Hasta donde yo sé ese sistema es igual para todos los que hemos crecido en países latinos, así que no escuché ni a uno ni  a la otra.

La relación español – polaca es de alta intensidad, con dosis elevadas de química, de la buena y de la explosiva. Es un poco como la relación que Michael Douglas tendría con Glenn Close si en la película “atracción fatal” él no hubiera estado casado cuando la conoció (aunque también se dan esas relaciones, claro). Cualquiera se puede imaginar, que por el mero hecho de estar soltero no se iban a terminar los problemas. Si recordáis la película, Glenn Close tenía un carácter de aúpa y él tampoco era de los que se amedrentan con facilidad. En esa otra película que nunca se rodó, dónde él estaría soltero, hubieran tenido que decidir quién de los dos mandaba en la pareja o negociar, a base de discusiones  y peleas como repartir el poder. Eso sí, en esa otra película existiría la posibilidad de un final feliz, de la misma manera que muchos latinos y polacas se casan, tienen hijos, y envejecen juntos, felices de haber sabido sobreponerse a sus diferencias.

loading…

13 Responses to "Polacos(as) y españolas(es)"

  1. Mu Wilhelm Karawański  Febrero 27, 2012 at 10:43 pm

    No me queda claro al final si discutes con tu pareja o no, si el consejo que te dieron era tan importante o no lo era. En mi caso las discusiones sí que fueron como para tirarse por un balcón. Preferiría que me atropellase un coche o comerme un plato de gofio hasta arriba, antes de tenerlas de nuevo. ¿Me estás diciendo que me espera lo mismo con cualquier otra polaca? Sólo para ir haciéndome el cuerpo a ello…

    Responder
  2. Werneriano  Febrero 27, 2012 at 10:52 pm

    Discutia, muchísimo. Vaya, recuerdo una vez que nos pusimos tan furiosos que tuvimos que salir a pasear para que se nos bajaran los humos, y eso que la temperatura en la calle era de 20 bajo cero.
    Con el tiempo nos fuimos acostumbrando a pensar más en lo que quiere y necesita el otro que en lo que debería querer o necesitar y ya casi ni discutimos. Es una diferencia muy sutil pero es algo que los dos tienen que hacer.
    El consejo era, símplemente, imposible de cumplir y sí, te espera lo mismo con cualquier polaca, pero ¿a que no te resistes a sus encantos?

    Responder
  3. Mu Wilhelm Karawański  Febrero 27, 2012 at 11:07 pm

    Si es un sacrificio necesario, se hará, ¡pero me dejas con un poco de mal cuerpo!

    Responder
    • Werneriano  Febrero 27, 2012 at 11:26 pm

      Venga, ánimo, que las reconciliaciones son gloriosas

      Responder
  4. Felix  Febrero 28, 2012 at 3:44 pm

    Este articulo es un gran topicazo en si mismo.

    Los espanoles no somos esa gente dominante que muchos se empenian en caracterizar. Ni vamos con la camisa abierta enseniando pelo en pecho, ni tenemos un temperamenteo pasional “latino” que nos lleva a discutir hasta la saciedad sin aceptar la opinion de una mujer. De hecho, diria que en Espana las mujeres son las que llevan los pantalones por lo general en casa. Y su caracter fuerte les hace que no les guste, por ejemplo, que se les preste especial preferencia a la hora de pasar primeras por una puerta. Son mujeres fuertes.

    Las polacas tampoco me parece que sean, como pintas, unas lideres innatas dentro de casa. Ojo, no quiero decir que no tengan ni voz ni voto. Pero la relacion espanol/polaca (y viceversa) tampoco me parece que sea un choque de trenes como tu lo pintas. Dentro de un mismo pais hay mil y un formas de ser diferentes. Yo he discutido mucho mas las novias que tenia en mi juventud en Espana, que con mi mujer polaca.

    Por cierto, enhorabuena por la web !

    Responder
    • Werneriano  Febrero 28, 2012 at 6:27 pm

      Es un error tomarse las cosas que digo como afirmaciones absolutas cuando todo el artículo estoy comparando polacos y españoles. En términos relativos los hombres españoles dominamos más en la relación que los hombres polacos y pocos españoles o latinos que tengan o hayan tenido una relación con una polaca estarán en desacuerdo conmigo en que, al menos los primeros años, la lucha por el poder en la pareja, es la prueba más dura que tendrán que pasar nunca. Claro que, hay de todo y supongo que, incluso habrá parejas en las que no pase nada parecido.

      Responder
  5. Pablo.  Febrero 29, 2012 at 1:48 pm

    Creo que se excede muchísimo al pensar con esa generalidad. También en su afirmación al comentario de Mu Wilem de que “sí, te espera lo mismo con cualquier polaca” te equivocas de todas todas. ¿Acaso conoce a todas las polacas de Polonia?
    No me ha gustado nada su post, y necesitaba decírselo.

    Un saludo.

    Responder
    • Werner  Febrero 29, 2012 at 4:01 pm

      Bueno, bueno, lo admito. Decirle a Wilem que le iba a suceder lo mismo con TODAS las polacas era exagerar, casi tanto como decir que todos los hombres (o las mujeres) somos/son iguales. En cuanto a lo de que no te guste nada mi post, justificas el por qué y respeto tu opinión. Cuando lo escribí sabía que trataba un tema muy delicado y a más de uno no le iba a gustar, pero creo que es evidente, que no se trata de verdades universales ni hechos científicamente demostrados, sino que lo que escribo es sobre mis percepciones y lo que me cuentan colegas y amigos/as.

      Responder
  6. alejandro jose arnuero ugalde  Abril 4, 2012 at 5:59 pm

    yo soy tico y desde noviembre estoy en polonia en zielona gora. quisiera hablar con usted para que me ayude con algunas cosas como mi matrimonio aqui y algunas leyes de aqui mi novia me ayuda mucho pero nececito concejos de alguna persona que vivio lo que yo estoy viviendo y cuales son los mejores pasos a seguir.

    Responder
    • Werneriano  Abril 4, 2012 at 6:53 pm

      Si se trata de que le ayude como consejero matrimonial, lo siento pero eso sólo lo hago después de tres o cuatro cervezas. En cuanto a las leyes si te refieres a las de la iglesia son muy quisquillosos. En general los polacos son muy exagerados con la burocracia y si a eso le añades que la iglesia tiene mucho poder, y zielona góra no debe ser moco de pavo, yo te diría que es posible que lo que esperen sea generosas contribuciones a sus arcas

      Responder
  7. Española  Enero 23, 2017 at 1:33 pm

    Solo aceptamos de buen grado lo que queremos oír (leer en éste caso)

    Sigue con tu blog ;D

    Responder
  8. David  Enero 24, 2017 at 5:22 pm

    Aqui no se trata de polacos/as y español/a como parejita. Nosotros somos matrimonio hispanoargentino con nene español, hace 2 años que vivimos en Polonia y con ganas de largarnos a la minima. En el colegio reina el Polonia para los polacos, mi hijo ha conseguido leer y escribir en polaco a nivel nativo en tiempo record y los envidiosos polacos ya estan a sabotearle porque no consienten que un extranjero sea mejor que ellos. Ya no hablo a nivel de padres sino que llega a nivel de profesorado. La gente un asco a nivel de atencion al publico en tiendas, amistades poquitas sino te levantas a una polaca o sales a mamar de noche. Agresiones a gente por la puta cara de madrugada con el temita de PATRIOTAS….vamos , una puta mierda de lugar en el que yo aplicaria la misma leccion en España…a su pais.

    Ya cansa el tema tambien de las polacas, que si joder que son unas bellezas pero con una cara de culo por al calle tremenda, y solo estan felices cuando se maman, aparte de ser unas materialistas supinas (mas que la mujer normal!!!), y solo piensan en viajar, las unas y el maquillaje..etc

    DE los tipos ni que hablar …

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*