Regalar flores equivale a regalar sonrisas

IM000982.JPG

Las flores son, probablemente, uno de los regalos que cada personas alguna vez a lo largo de su vida hace. Los motivos pueden ser de lo más variado: por amor, por amistad, por salud, por muerte, pero las flores hablan. Cuentan una historia y simbolizan sentimientos. Cada clase tiene su propio significado, pero siempre son el regalo perfecto.

La tradición de regalar flores se remonta a las culturas del Antiguo Oriente, cuando surgió el lenguaje de las flores para expresar diversos mensajes ocultos. En la cultura romana llegó a venerarse a la diosa Flora, aunque fue el Romanticismo la auténtica época dorada del regalo de flores. Hoy en día, una de las formas más populares es la de las flores a domicilio, que en ciudades como Madrid ocupan buena parte de la cuota de mercado.

Ha sido de este modo, con el paso de los siglos, como se ha ido forjando el lenguaje de las flores dependiendo de su color, tipo o número. Así, el color blanco simboliza la pureza, la inocencia e ingenuidad. Es el color ideal para las flores de las bodas. De hecho, la rosa Blanca y el azahar son las flores clásicas de las novias. El color rojo simboliza la pasión, el amor y la ambición. Por ello, se usan las rosas rojas o claveles rojos para simbolizar la pasión y el amor. El color rosa es el de la candidez y la dulzura. Se suelen regalar flores rosas para simbolizar agradecimiento y aprecio. Por último, el color amarillo tiene su cara y su cruz. Por un lado, significa sabiduría, amor platónico, riqueza y triunfo. No obstante, cuidado si le regala rosas amarillas su pareja, porque significa infidelidad.

Por especies, la Orquídea en todas sus variedades simboliza la belleza y adoración. La Gardenia la felicidad, que no amor. Las margaritas son utilizadas frecuentemente para demostrar sentimientos de afecto puro y desinteresado.

Nunca regale un crisantemo a una persona viva, es una flor dedicada al difunto. Y hay que destacar que las rosas son una de las flores preferidas por las mujeres.

Los motivos para obsequiar a alguien con flores son de lo más variado, pues cualquier ocasión es buena y, en general, siempre se aprecia más cuando no más inesperadas son, pero es cierto que existen fechas destacadas en las que no pueden faltar. Así, el Día de la Madre, el 14 de febrero, para un aniversario o cumpleaños… Lo idóneo es acompañarlas con una tarjeta dedicada y regalarlas el mismo día.

Por ello, y para garantizar que lleguen frescas, con una bonita decoración y en perfecto estado, cada vez más personas optan por enviar las flores a través de páginas webs especializadas en su venta y envío. Una opción perfecta para las personas que no tienen tiempo o no viven en una misma ciudad.

Nos interesa tu opinión: ¿Cuándo regalas flores? ¿Siempre regalas las mismas o cambias dependiendo de la persona y ocasión? ¿A quién regalas flores? ¿Te gusta que te regalen flores? ¿Cuál es tu flor preferida?

(Redacción PV, Varsovia, 19/06/2015)

loading…

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*